¡La decisión de ser feliz está en ti y no en las circunstancias !

Category : Blog

¿Alguna vez te has sentido esclavizado a un deber ser?

¿Piensas que si tan solo pudieras cambiar de vida, pareja, trabajo, rutina te sentirías libre?

Hace 5 años tuve que tomar una decisión, quizá la más importante de mi existencia; dejar una vida muy cómoda, tenía todo y más de lo que podía desear, pero me sentia acorralada, presa y carecía de lo más importante: autoestima, confianza y seguridad en mí, había vivido bajo un deber ser. Hasta ahora comprendo que en ese entonces vivía bajo un esquema de vida que era el ideal para los demás, pero no para mí.

Tomar la decisión de separarme y después divorciarme de mi pareja fue quizá la más difícil a la que me he enfrentado; sin embargo, lo que me llevo a decidirme fue que realmente deseaba crecer, progresar, sentirme plena, ser yo misma y por una u otra razón donde estaba no me permitía conocer la mejor versión de mí.

Ha sido todo un reto, muchos tropiezos, altos y bajos, pero finalmente puedo decirte que hoy he logrado, a base de paciencia y mucho esfuerzo, ser yo misma, la mayoría de los días me encuentro siendo una mujer plena y realizada.

Sin embargo, la parte de sentirme libre sigue siendo el reto más grande…

Al leer esta historia del loro que pide libertad me identifique profundamente:

El loro que pide libertad

Hacía muchos años, vivía un loro en una jaula muy CÓMODA que su propietario, un anciano, mantenía limpia y con el agua y alimento necesarios.

Un día, el anciano invitó a un amigo a su casa, cuando ambos estaban tranquilamente tomando un café y disfrutando de una agradable plática, el loro empezó a chillar con insistencia: ¡libertad, libertad, libertad!

El loro no se calló un instante, a tal grado que el invitado decidió marcharse.

Pasaron los días y el invitado seguía pensando en el loro, tanto que formuló un plan para liberarlo.

Así lo hizo…, entró a la casa del anciano a la hora que sabía que solía salir a hacer sus compras.

El loro gritaba desgarradoramente: ¡libertad, libertad, libertad!

Se acercó a la jaula y abrió la puerta.

Y ¡oh, sorpresa!, el loro aterrado se lanzó hacia el lado opuesto de la jaula aferrándose con pico y uñas a los barrotes.

El invitado se marchó confundido y apenado. A pesar de tener abierta la puerta de la jaula, el loro se aferró a permanecer encerrado.

Es increíble, pero muy cierto, pensamos que son las circunstancias las que nos mantienen presos, la pareja que nos esclaviza a vivir bajo una prisión, pero es nuestra mente; son nuestros límites y prejuicios los que no nos dejan ser.

En mi caso, cuando me abrieron la jaula, logré salir y volar, pero aun volando, a veces me encuentro buscando una jaula donde encerrarme de nuevo.

El beneficio más grande de todo este progreso espiritual es lograr liberarte de la esclavitud del pensamiento, del deber ser que nosotros mismos nos imponemos. Finalmente, puedes salir de tu situación y hacer muchos cambios en tu vida, pero si no encuentras la forma de liberarte de tus miedos, vivirás preso para siempre.

En cada uno de nosotros existe una sabiduría espontánea, un instinto nato que proviene de la conciencia y del poder universal.

Y cuando nos dejamos guiar por esta sabiduría somos libres, vivimos sin prejuicios ni limitaciones, somos capaces de ser auténticos sin la necesidad de competir, compararnos o sufrir sin necesidad.

¿No te parece maravilloso?

Te invito a que juntos sigamos creciendo y progresando para que alcancemos un mejor entendimiento de nosotros mismos y descubramos la manera de vivir al máximo nuestra existencia y conocer las máximas expresiones de amor, felicidad y plenitud nosotros mismos.

Con todo mi cariño,

Ness

Instagram
Recuerda que a través de Zertú cuentas con muchas herramientas para tu proceso de cambio. 

“Tu obra maestra” de venta en librerías Porrúa y en línea porrúa.com 

Consulta nuestros cursos en ¿Quién quieres ZERTÚ? 

App Zertú, descárgala en Google Play y en iTunes Store.

       

Leave a Reply