EL PODER DE LA RESILIENCIA

Category : Blog

Hay un refrán que dice: ”¿Quieres hacer reír a Dios?, ¡cuéntale tus planes!”.

Así es, nos estresamos y preocupamos por un futuro que si bien llega a nosotros, lo hace de una forma inesperada.

La vida tiene muchas sorpresas que no alcanzamos a dimensionar y a la vuelta de la esquina todo puede cambiar de manera inesperada, pero mientras tengamos vida, la capacidad de respirar y actitud para dar lo mejor de nosotros mismos, el camino continúa.

En ocasiones, el cambio se va dando gradualmente a raíz de un sentimiento de vacío o insatisfacción, sabes que es tiempo de abandonar tu zona de confort y prepararte para el siguiente nivel de evolución; sin embargo, ante la tragedia, las pérdidas y las enfermedades, el cambio es inminente, la vida cambia de un minuto al otro y no te queda más que despertar a tu ser interior (espiritual) que muy probablemente permanece dormido.

A esta capacidad y potencial que tiene el ser humano para salir adelante ante la tragedia se le conoce como poder de resiliencia, así es, nadie es capaz de comprender la magnitud de su potencial hasta que la vida lo pone a prueba para demostrarlo.

La gente que logra conquistar la tragedia y convertirla en una experiencia positiva es testigo de la grandeza de Dios y, por lo mismo, son personas extraordinarias de las que debemos aprender.

Tal es la historia de Glenn Cunningham, un atleta que quedó inmortalizado en los anales estadounidenses como el corredor de una milla más veloz de todos los tiempos, a pesar de que en su juventud vivió un episodio que casi le cuesta las piernas.

Glenn Cunningham sufrió un incendió a los 10 años de edad, tuvo graves quemaduras, había perdido toda la carne en las rodillas y espinillas y todos los dedos del pie izquierdo. Además, su arco transversal quedó prácticamente destruido, por lo cual, los médicos recomendaron amputarle las piernas, pero sus padres se opusieron. Ellos mismos  cuentan que, a pesar de su corta edad, nunca se dio por vencido; aunque aparentaba tener poco carácter, por lo tímido y reservado que era, de la noche a la mañana, ante semejante tragedia, despertó el espíritu inquebrantable que llevaba dentro; es decir, demostró que su capacidad de resiliencia fue mayor a la circunstancia que enfrentaba.

Dos años después de ese incidente, siendo ya un adolescente, intentó caminar por primera vez, fueron muchos intentos fallidos, pero aun así persistió todos los días. Al despertar, su madre le leía el versículo bíblico de Isaías 40:30: “Los que esperan a Dios tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán”.

Su capacidad de resiliencia, su fe, así como sus ganas y necesidad de caminar, en conjunto, le posibilitaron primero pararse, luego, caminar tambaleándose, posteriormente, caminar solo y, finalmente, después correr. Empezó a ir caminando al colegio, después corriendo, por el simple placer de correr. Más adelante, en la universidad, formó parte del equipo de carreras sobre pista.

Y aun después, en el Madison Square Garden —este joven que no tenía esperanzas de sobrevivir, que nunca caminaría, que jamás tendría la posibilidad de correr—, este joven determinado, Glenn Cunningham, llegó a ser el atleta estadounidense que ¡corrió el kilómetro más veloz del mundo!

Cuando tienes una gran necesidad de hacer algo, esa misma necesidad te da la fuerza y motivación para lograrlo y para no darte por vencido y más cuando sabes que el objeto de ese “algo” se convierte en tu motor principal y esa motivación es el lazo que lleva esa acción a satisfacer la necesidad.

Te comparto esta historia de motivación para invitarte a tener presente que no importan las cosas que te sucedan, si tienes necesidad,  ganas de seguir adelante con tu objetivo y, sobre todo, sabes que en ti existe este poder superior, tu espíritu inquebrantable que está a la espera de que lo invites a participar en tu vida, ¡puedes lograr cualquier cosa que te propongas! ¡¡¡Te invito a creer!!!, no en mí, sino en la energía y poder superior siempre presente, en tu espíritu inquebrantable que está a la espera de que lo invites a participar en tu experiencia de vida.

Mi anhelo es que seas feliz, que alcances todo tu potencial.

Con mi cariño de siempre,

Ness

Instagram
Recuerda que a través de Zertú cuentas con muchas herramientas para tu proceso de cambio. 

“Tu obra maestra” de venta en librerías Porrúa y en línea porrúa.com 

Consulta nuestros cursos en ¿Quién quieres ZERTÚ? 

App Zertú, descárgala en Google Play y en iTunes Store. 

                

Leave a Reply